Inicio > Homenaje a Francisco Giner de los Ríos > 3. Institución Libre de Enseñanza

3. Institución Libre de Enseñanza

Institución Libre de Enseñanza

La Institución Libre de Enseñanza surgió en Madrid en el año 1876 de la mano de Francisco Giner de los Ríos, Nicolás Salmerón y Gumersindo de Azcárate.

Surgió como un centro independiente de la Iglesia y del Estado, en respuesta a un momento de inestabilidad en el mundo de la educación, el cual estaba dominado por la moral católica. En uno de los estatutos de fundación de la Institución Libre de Enseñanza se proclamaba:

“La Institución Libre de Enseñanza es completamente ajena a todo espíritu religioso e interés de comunidad religiosa, escuela filosófica o partido político, proclamando tan solo el principio de la libertad e inviolabilidad de la ciencia y de la consiguiente independencia de su indagación y exposición respecto de cualquiera otra autoridad que la de la propia conciencia del profesor, único responsable de sus doctrinas.”

Propuso nuevos e innovadores métodos:

  • Contacto con la naturaleza y con las tradiciones populares.
  • Educación de la mujer.
  • Amplia apertura del cambio cultural.
  • Coeducación.

La Institución Libre de Enseñanza-ILE no fue más que la plasmación de los ideales educativos de Giner de los Ríos con un lema fundamental, educar antes de instruir y siempre buscando la educación íntegra del hombre. Se entendía la Institución como un lugar de pensamiento libre, respeto mutuo y de nuevas ideas.

Boletín de la Institución Libre de Enseñanza- ILE

Una de las corrientes filosóficas que más influyó el pensamiento pedagógico de Giner de los Ríos fue el krausismo. Este movimiento recoge el pensamiento del filósofo idealista alemán Karl Christian Friedrich Krause y marcó el panorama intelectual español durante el siglo XIX. 

La relación entre la corriente filosófica alemana krausista y los intelectuales y juristas españoles del siglo XIX, se dio gracias a Sanz del Río, el cual entendió que los valores y principios que propugnaba esta filosofía liberal y crítica, con una ética laica que se contrapusiese a la moral católica y a los principios conservadores que a ella se unían, era lo que necesitaba la España del momento.

Giner de los Ríos entendía la labor educativa como un proceso que debía darse desde muy temprana edad, por ello, la Institución Libre de Enseñanza se convirtió en una escuela elemental y secundaria. En palabras del propio Francisco Giner de los Ríos,

“la Institución ha sido, desde el primer momento, una institución de reforma pedagógica”.

La Institución daba una gran importancia a la figura del maestro, no solo como poseedor de la verdad, sino como mediador y conductor entre la realidad y el niño. Por ello existía una preocupación por su formación y dignificación.

Edificio de la Institucion Libre de Enseñanza

Desde su fundación hasta el final de su existencia, la Institución Libre  de Enseñanza se dedicó a la formación de hombres útiles para la sociedad, a la investigación, al reconocimiento de la figura de la mujer en igualdad con el hombre; también propugnaba la libertad de cátedra.

En 1880 se lleva a cabo la construcción de un edificio para albergar dicha institución. Su lugar, el Paseo de la Castellana en Madrid

Tras la Guerra Civil (1936-1939), el gobierno disolvió la Institución Libre de Enseñanza, por un BOE de 28 de mayo de 1940, y todas las instituciones creadas a partir de esta; también desterró las ideas pedagógicas y de libertad que la Institución Libre de Enseñanza propugnaba.

 

Bibliografía

Créditos de las imágenes